was successfully added to your cart.

CÓMO ELEGIR UN PLUMÍFERO

By 07/11/2018Saber más
plumifero

La primera entrada de este blog, como no podía ser de otra manera por las fechas en las que estamos, será sobre la prenda estrella del invierno, un imprescindible en nuestros armarios que debemos conocer y catalogar para no llevarnos sorpresas. Estamos hablando de los abrigos. Podemos encontrarlos de varios tejidos y composiciones como por ejemplo de lana, fibra, napa, paño… etc, pero en este caso nos vamos a centrar en los plumíferos o prendas técnicas que son las que más calor nos proporcionan.
Por un lado estarían las que llamamos comúnmente «plumas» como su propio nombre indica están compuestas por plumas de aves de diferentes calidades.

Empezaremos por diferenciar entre plumón -también llamado Duvet- y pluma, el plumón se encuentra en el abdomen de las aves como la oca, el pato o el cisne (no aves de corral), las plumas ,sin embargo, son las que recubren estas aves. El plumón o Duvet y la pluma tienen estructuras diferentes, mientras que la pluma cuenta con un eje rígido central del que salen las barbillas suaves, el plumón son como copos tridimensionales de pluma sin vástago central por lo que son mucho más ligeras y elásticas.

La combinación de estos dos elementos son lo que hacen que el relleno de un plumífero sea de mejor o peor calidad. Podríamos considerar de excelente calidad las prendas que lleven un 80% de plumón mezclado con un 20% de pluma.
El punto débil de la pluma por su propia composición es la humedad pero hoy en día, una prenda de plumas de calidad normalmente estará protegida por tejidos externos impermeables que resuelven el problema que existía antes.

Por otro lado, estarían las prendas llamadas «técnicas» que cuentan con otros materiales de relleno y que son también una excelente elección para el frío del invierno. Menos voluminosos y con tecnologías tan curiosas como la que nos ofrece, por ejemplo, Fuschs Schmitt y su Solarball que consiste en un relleno de bolas de fibra sueltas. Las moléculas innovadoras generan calor a partir de la energía solar y son capaces de retener el calor corporal. Son lavables y se secan rápidamente. Además, se utiliza un tejido repelente al agua para la parte externa de la chaqueta.

Esto es todo por hoy, espero que os haya resultado interesante.